Estás en:  > Mundo
Domingo 24 de abril de 2011

India llora la muerte de Sai Baba

El hombre de 85 años, era un famoso gurú al que se le atribuían poderes sobrenaturales.

AFP

El guía espiritual indio Sai Baba, uno de los gurús más conocidos de India, falleció la mañana de este domingo en un hospital de Puttaparthi, en el sureste del país, informó el centro médico. "Sai Baba ya no está más con nosotros físicamente. Respiró por última vez a las 07H40 y murió por un fallo cardio-respiratorio", precisó en un comunicado el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Puttaparthi, situado en el estado de Andhra Pradesh.

"Su cuerpo será mostrado durante dos días el lunes y el martes para que sea venerado", añadió la nota.

Sai Baba, de 85 años, llevaba hospitalizado más de tres semanas en estado crítico en su ciudad natal por problemas cardiacos, pulmonares y renales.

Tras conocerse la noticia, miles de indios acudieron al hospital para dar su último adiós al famoso guía espiritual.

La policía tuvo que colocar barreras para contener a las masas y pidió tranquilidad a los ciudadanos después de que fuera anunciada la muerte del gurú.

Devotos del guía se habían desplazado a Puttaparthi en las últimas semanas para llevar a cabo oraciones especiales, que pedían un milagro para que Sai Baba se recuperara.

El gurú tenía millones de seguidores en todo el mundo, que le atribuían poderes sobrenaturales, como el de hacer aparecer objetos o curar enfermedades en fase terminal.

Entre sus incondicionales se encuentra el ex primer ministro de India Atal Bihari Vajpayee, la leyenda del cricket indio Sachin Tendulkar o la actriz de Hollywood Goldie Hawn.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, dijo que el país llorará profundamente la muerte de Sai Baba, quien "era una inspiración para la gente de todas las fes".

"Era un líder espiritual que inspiró a millones (de personas) para llevar una vida moral y coherente, incluso si seguían la religión que querían", aseguró Singh, quien añadió que el gurú enseñó "los ideales universales de verdad, buena conducta, paz, amor y no violencia".

El guía era considerado por sus devotos como la reencarnación de un hombre sagrado, Sai Baba de Shirdi, que murió en 1918.

Su organización fundó proyectos sanitarios y educativos en toda India, incluyendo hospitales y clínicas, que aseguraban poder curar enfermedades más allá del uso de medicinas corrientes.

Uno de sus mayores seguidores y que más le ayudó económicamente fue el ex propietario de la cadena de restaurantes Hard Rock Café, Isaac Burton Tigrett, quien vivió en Puttaparthi y donó gran parte de su fortuna a la fundación de Sai Baba.