Estás en:  > Nacional
Domingo 6 de marzo de 2011

Piñera quiere acabar con la pobreza extrema en Chile en cuatro años

Así lo aseguró el mandatario en entrevista al diario El País, en la previa a la visita que hará a España a contar de este lunes.

AFP

El presidente Sebastián Piñera aseguró que está decidido a acabar con la "pobreza extrema" en su país en cuatro años, en una entrevista que publica este domingo el diario El País.

"Nos hemos propuesto terminar con la pobreza extrema durante nuestro gobierno, cuatro años, insertar las bases para que Chile logre, antes de que termine esta década, dejar atrás el subdesarrollo y derrotar la pobreza", afirmó el mandatario.

El presidente, que el lunes inicia una visita de Estado de tres días a España, precisó que espera a conseguir su objetivo atacando "las verdaderas causas de la pobreza y de las desigualdades excesivas", para lo que detalló tres ámbitos de actuación.

"La mala calidad de la educación (...), segundo: crear trabajos, buenos trabajos. Y por tanto nuestro propósito es crear un millón de nuevos empleos (...) Y la tercera medida a la causa es fortalecer la familia porque está demostrado que una familia débil significa menos oportunidades, menos educación, más delincuencia, más drogas en los niños", afirmó.

Además, Piñera quiere introducir otras más medidas más inmediatas como "crear un ingreso ético-familiar, que consistirá en que el Estado, usando los recursos de todos los chilenos, les va a transferir a esas familias que viven en la pobreza, ingresos a través de subsidios" condicionados.

Chile, con tres millones de habitantes que viven en la pobreza, es el país latinoamericano "que está más cerca de lograr derrotar la pobreza y superar el subdesarrollo", añadió Piñera, que se declaró "feliz de jugarme mi papel en la historia con una promesa tan noble y tan digna".

El presidente concluyó que el Estado es el mejor instrumento para luchar contra la pobreza porque "la economía de mercado y el crecimiento son grandes generadores de riquezas y de oportunidades, pero no son mecanismos que permitan distribuir esa riqueza y esas oportunidades de forma justa".